Una España Mundial

julio 13, 2010

Un gol de Iniesta para la eternidad se cantó en todo el país, y en otras fronteras, como un do de pecho.- Fue una cumbre colosal, sonada como ninguna, casi utópica hace no muchos años.- Holanda se empleó con dureza pero planteó una muralla que resistió hasta el chispazo de Iniesta en el minuto 116  

    

    La locura del chico de Fuentealbilla

 

 Iniesta enseña al mundo que no olvida a sus amigos – Tras meter el gol más importante del fútbol español, descubre su camiseta: “Dani Jarque, siempre con nosotros”

Una tarde, camino de Fuentealbilla a Albacete, en el coche de su padre, le dijo de golpe, rompiendo el silencio: “Papá, vámonos a Barcelona”. Tenía once años, quería ser futbolista y podía escoger: Madrid, Barça, donde quisiera. Ya era el mejor, podía elegir. Y se fue a La Masía. Fue un camino doloroso: pocos como Víctor Valdés saben lo que lloró aquel niño. Pero quería ser Pep Guardiola y se tragó la lejanía de los padres. Hasta que alguien decidió mover ficha y su familia se trasladó a Barcelona. Sigue viviendo con ellos

Sus padres, su novia, Anna, con la que se le vio paseando muchas tardes por el centro comercial de Potchefstroom, junto a su hermana y su cuñado. También Víctor Valdés, su amigo, que ayer se lo quería comer a besos sobre el césped, Guardiola, su entrenador, o los hermanos David y José Manuel Muñoz, los Estopa, saben el calvario por el que Iniesta pasó el verano pasado, cuando el 8 de agosto supo que su amigo Dani Jarque, del Espanyol, había fallecido en un hotel de Florencia víctima de un paro cardíaco.

Ayer, en el minuto 116 de un partido en el que recibió más patadas que pases dio, el niño pálido de Fuentealbilla, después de marcar el gol más importante de la historia del fútbol español, después de mirar al linier para confirmar que cuando recibió de Cesc no estaba en fuera de juego, corrió al córner, tiró la camiseta azul con el 6 al suelo y le enseñó al mundo que Iniesta no olvida a sus amigos. En su camiseta imperio, tan blanca como él, recordó que hay una persona que vive en su corazón pero con la que ya no puede quedar a tomarse una Fanta de naranja en Esplugues, como solían. “Dani Jarque, siempre con nosotros”, había escrito con un rotulador. Jessica, la mujer de Jarque, rompió a llorar desconsolada cuando vio la imagen.

Iniesta fue el último en subir a recoger la medalla que le señala de por vida como campeón del mundo y se quedó en una esquina cuando Joseph Blatter, en la peor ceremonia de entrega que se recuerde, le dio el trofeo a Iker Casillas, para que lo levantara al cielo, para que España entera supiera que a veces los sueños se cumplen. El sueño de Andrés hubiera querido que Jarque estuviera ayer a su lado. Pero Jarque vive desde hace un año en el corazón de cuántos le quisieron y no le olvidan. Como Andrés. Sabe Iniesta que los muertos mueren dos veces, una cuando se les para el corazón y la otra cuando se les olvida. E Iniesta no quería que nadie se olvidara de Jarque.

Compañeros en las categorías inferiores durante muchos años, su ausencia no la compensa nada, pero cuando en la vuelta de honor sus compañeros le levantaron en hombros, con el trofeo en la mano, supo que era feliz. “Esto es una locura”, acertó a decir. “Nos lo hemos merecido, porque hemos hecho un trabajo inmenso”, añadió, con ese hilo de voz. Y avisó. “No nos hemos dado cuenta de la que hemos liado”.

Jarque lo sabe. Y eso debería bastarle. Iniesta hizo ayer el camino más largo, el que lleva del césped a la gloria, el que va de Johanesburgo al cielo. Lo hizo control a control, regate a regate, desmarque a desmarque. Lo hizo jugando al fútbol como solo él sabe hacerlo. A veces parece que se pare el tiempo, cuando se pasa la pelota de un pie al otro y sale de un regate. Como ayer. España es campeona del mundo. La que ha liado el chico pálido de Fuentealbilla… Iniesta es así de selectivo. Un gol suyo ha valido un Mundial y otro gol suyo en Stamford Bridge puso al Barça camino de la Copa de Europa. Muy pocos tantos y, sin embargo, elegidos. Iniesta, que ya marcó también contra Chile, ha sido elegido tres veces el mejor jugador del partido. Hay quien le reprocha falta de continuidad en el juego, y es que Iniesta se la juega en cada jugada.

FUENTE:WWW.EL PAIS.ES

Anuncios
Una aparcacoches muere desnucada por otro indigente en una riña bajo un puente.
Este mismo mes tenía previsto irse a un piso de acogida. Pero unas disputas que arrastraba desde hacía tiempo con otro «gorrilla» han truncado no sólo su sueño, sino su vida. María Concepción A. C., española de 46 años, moría a manos, presuntamente, de Pablo B. C., de 48. Ambos, según fuentes policiales, tenían numerosos antecedentes por delincuencia común. El hombre fue detenido en el lugar de los hechos, bajo el Puente de Vallecas. Concretamente, a la altura de la calle del Convenio, donde ya se han producido otros crímenes.
Hacía meses, prácticamente desde que Concha, como se la conocía entre la colonia de veinte indigentes de la zona, llegó a la zona, venía teniendo problemas e, incluso, sufriendo amenazas por parte del detenido. «Pablo y ella se peleaban por las plazas que hay aquí para aparcar —explicó Manuel, otro indigente del Puente—, porque los dos eran “gorrillas”. Ella empezaba a trabajar por la mañana y él se turnaba a partir de las tres de la tarde».
Las rencillas venían de lejos. Ella se quejaba constantemente de que Pablo le robaba el dinero que ganaba de aparcacoches.
Pero ayer el pique cobró tintes dramáticos. «Esta mañana [por ayer], Pablo llegó con una navaja multiusos, de esas que tienen cuchilla, y cosas parecidas a destornilladores y alicates —relató el «sin techo»—, y me dijo: “Manolo, se la tengo que clavar a alguien”. Le dije que se dejara de tonterías». Pero no le hizo caso. A eso de la una de la tarde, Pablo se enzarzó en una discusión con Concha.
Recibió golpes en la cabeza y puede ser que incluso llegara a intentar estrangularla. Un hombre presenció la pelea y avisó a un coche patrulla de la Policía Nacional que circulaba por allí. Los agentes detuvieron a Pablo «in situ». Los sanitarios del Samur-Protección Civil hallaron en parada cardiorrespiratoria a Concha. Intentaron por espacio de media hora reanimarla, pero todos los esfuerzos fueron en vano.
La agarró por el cuello
Su cuerpo, ya inerte, tirado entre dos coches y boca arriba, sufría un traumatismo craneoencefálico, con fractura en la base del cráneo, indicaron en Emergencias Madrid. Presentaba, además, indicios de haber sido estrangulada, precisaron fuentes policiales. A falta de que hoy se le realice la autopsia al cadáver, parece ser que, en el transcurso de la bronca, Pablo agarró por el cuello a la mujer y la golpeó contra el suelo.
Así acababa la triste historia de esta madrileña a la que su dependencia a las drogas había arrojado a las calles hacía tres años. Decía que ya estaba rehabilitada y que era socióloga. Pero había caído en una ruina de la que le costaba salir. Pablo, que fue llevado a declarar ante el Grupo X de Homicidios, había trabajado de vigilante de seguridad en el aeropuerto de Barajas. Los primeros indicios apuntan a que la discusión se desencadenó por un asunto relacionado con la manera que tenían ambos de ganarse la vida.
Él fue vigilante en Barajas
llegó la cocaína. Y, ahora, con sus manos manchadas de sangre, espera su sentencia en la frialdad del calabozo.
FUENTE: WWW.ABC.es
Un batallón de aficionados explota frente al campo del Madrid con la victoria de la selección española
John Park, empresario de la compañía de coches coreana que organiza el santuario de la afición española frente al Santiago Bernabéu, considera que todo este tenderete es “una buena inversión”. Su definición de lo que ocurrió ayer delante del estadio estaba hecha con el cerebro de un comerciante satisfecho con la publicidad. Park es coreano, su corazón estaba tranquilo, sin la pasión ciega que ardía en las cabezas y los cuerpos de los cerca de 50.000 aficionados de La Roja que gritaron con el alma el gol de un barcelonista, Carles Puyol, frente al símbolo máximo del madridismo.
Puede que dentro del campo del Real Madrid se hayan vivido estallidos de alegría similares al de ayer, pero de lo que no cabe duda es que nunca el asfalto que rodea al estadio, en el paseo de la Castellana y en la calle de Concha Espina, en los que la gente formó una ele comprimida y gozosa, bulló a tal temperatura la carne humana. Era julio. Hacía calor. España había pasado a la final de la Copa del Mundo.
Las dos horas largas que duró la espera, el nudo y el desenlace del partido fueron una combinación de furia española y de miedo, cada una distribuida en momentos distintos. Antes de empezar ya estaba todo el mundo delante de las pantallas, con una banda que responde al nombre de Capitán Canalla jaleando al público con odas musicales a la cerveza y tonadas clásicas como Y viva España de Manolo Escobar.
Ahí estuvo el primer momento de furia: la música bruta, los primeros síntomas del alcohol y, por encima de todo, la emoción de que podía suceder algo capital. Pero ese instante de euforia bajó en cuanto la pelota rodó por el césped en Sudáfrica. Entonces se oía la voz de los comentaristas de la televisión reverberando, con la potencia de un sinfín de altavoces, por encima de las atribuladas cabezas de los hinchas, ahora un poco muditos, unos rezando, otros congelados en una calma tensa.
El partido caminaba minutos y desgastaba aficionados, la mayoría jóvenes, aunque también adultos. David Díaz, un hombre de Getafe de 45 años, veía el partido con su niño, Miguel, al que arropaba con la bandera de España (con su escudo del plus ultra -más allá, en latín-), cuidándolo de las arremetidas de los teutones en la pantalla, dándole esa confianza que le faltó a él y a muchos otros de su generación en tantos campeonatos pasados.
“Si perdemos, me deprimo. Pero mazo”. Rubén Sanz, un joven madrileño, soltó esta frase negra antes de que la calle se iluminase, sobre las diez de la noche, con el estallido del “gooool” en las gargantas de la hinchada y de las bengalas rojas que se prendieron entre la muchedumbre. Daba un poco de miedo esa luz siniestra entre la gente, el sonido de los petardos que explotaban por algún lado. Los servicios de emergencia y la policía levantaron las orejas, atentos, y todo salió bien.
Los minutos fueron menos agónicos de lo que supone un país catastrofista en lo futbolístico al borde del éxito total. Las neuronas de los aficionados de La Roja ya no conjugan el pretérito imperfecto, solo el futuro perfecto. “Está hecho”. “Vamos a ganar”. “Con un canutito calmo los nervios y en un momento ya estamos listos”. Lo decía la gente y así pasó. Alemania y rugió la marabunta, desperdigándose ………
Cuatro jóvenes «bien» de entre 17 y 21 años asaltan 28 chalés «para sentir el subidón»
En estos tiempos de crisis hay quienes cometen pequeños robos «por necesidad», lo que se conoce vulgarmente como robos famélicos. Pero también hay quienes lo hacen sólo por la descarga de adrenalina. Es el caso de los cuatro jóvenes detenidos por la Guardia Civil en el marco de la operación «Pavylon». Eran «niños bien» de la zona noroeste de la región. No les faltaba de nada, pero querían vivir «emociones fuertes», según explicaron. Y vaya si lo consiguieron.
Los investigadores han podido comprobar su presunta participación en 28 asaltos a viviendas unifamiliares sin violencia, aunque sospechan que podrían estar detrás de 50. Tres de ellos, españoles de entre 18 y 21 años, ya están en prisión. El cuarto, que cumplió la mayoría de edad el pasado sábado, se encuentra en el Centro de Internamiento de Menores, informaron fuentes del caso.
Miedo en Majadahonda
La operación arrancó el pasado mes de abril, aunque se cree que la banda comenzó a operar a principios de este año. Los vecinos de una exclusiva urbanización de Majadahonda comenzaron a tener miedo por el cúmulo de asaltos en sus viviendas unifamiliares. Pronto, se puso en marcha un dispositivo de vigilancia, que dio una primera pista: parecía que los cacos no venían de fuera, sino que estaban en un radio cercano a la zona.
Los integrantes del grupo no tenían un «modus operandi» muy sofisticado, pero siempre entraban en domicilios donde sus moradores estaban durmiendo y no se percataban de que les estaban robando. Lo hacían trepando por las fachadas. A estos ladrones en el argot delictivo se les conoce como murcigleros. El equipo de investigación del Puesto de Majadahonda se puso manos a la obra, habida cuenta del llamativo repunte de denuncias de robos de este tipo cometidos en el área. Además, se daba la circunstancia de que había un nexo en común: similar material electrónico (móviles y ordenadores) habían sido sustraídos de la misma manera en viviendas cercanas entre sí.
Los detenidos vivían en Majadahonda, Villanueva de la Cañada y Boadilla del Monte. Todos pertenecen a familias de alto poder adquisitivo y se conocían entre sí de acudir a fiestas. Algunos son estudiantes y vivían con total desahogo. Según confesaron a los investigadores, perpetraban los llamados «robos silenciosos» por «el subidón». A los investigadores no les consta que ninguno fuera cabecilla del grupo, un dato más que habla de su anárquico «modus operandi». En varias ocasiones, sus víctimas vivían muy cerca de ellos —operaban en Majadahonda y Villanueva de la Cañada—, por lo que no les hacía falta realizar labores previas de vigilancia. Uno de ellos, aprovechando las estupendas condiciones físicas que tienen, trepaba por la fachada, en ocasiones hasta un segundo piso, y penetraba en la vivienda por una ventana. Una vez dentro, abría la puerta principal y franqueaba la entrada a sus compinches. Así es cómo se hacían con todo lo que querían y conseguían huir en un vehículo, en el que cargaban sus botines.
Tenían predilección por las joyas y electrodomésticos como televisores y videoconsolas. Pero luego no hacían apenas uso de ellos. Utilizaban un garaje de una vecina octogenaria (que no sospechaba nada) para almacenar parte de su botín. Incluso llegaron a vender a un amigo un televisor de más de dos mil euros de precio a solo 200. En otras ocasiones, regalaban joyas a terceras personas. Así, indagando en el mercado de segunda mano, los agentes localizaron algunos de los efectos robados. Y se fue tirando del hilo, hasta dar con los sospechosos. Los tres primeros cayeron el 2 de junio. El que quedaba, el menor de edad, el martes pasado.

Hay una menor entre las víctimas, que trabajaban para una ONG en Cuzco. Su autobús se precipitó por un barranco. Hay otras cinco mujeres heridas de gravedad
Cuatro mujeres españolas que trabajaban en un proyecto de una ONG han muerto en la localidad peruana de Cuzco tras sufrir un accidente el autobús en el que viajaban. Otras cinco personas han resultado heridas.
La Policía peruana ha identificado a las víctimas como Lorena Herrero Sevillano (27 años), Lidia Monjas Sierra (36 años) y Soraya Masías González (30 años). También habría una joven de 15 años entre las víctimas identificada como M.J.S.R. Las víctimas fueron identificadas por el fiscal Víctor Barriga, que se trasladó al lugar del accidente para proceder al levantamiento de los cadáveres.
Los heridos españoles son Silvia Albert Cruzan, de 32 años; María Dolores Sánchez Pérez, de 46; Alan Sandoja Boluda, de 34; Sergio Serra Barbero, de 33 años; y Marta Díaz González, de 22. El conductor, de nacionalidad peruana, también se encuentra herido y ha sido identificado como Marco Antonio Cajavilca de la Cruz, de 36 años.
Todos fueron trasladados hasta una clínica de Cuzco, donde ingresaron con pronóstico grave. Uno de los heridos se encuentra ingresado en la unidad de cuidados intensivos con un traumatismo craneoencefálico, según fuentes consulares.
Los nueve pasajeros del vehículo se encontraban en Perú para participar en un proyecto conjunto en la localidad de Quenco, en colaboración con la ONG peruana Sembrando, que preside la esposa del presidente de la República, Pilar Nores.
El accidente se registró hacia las 18,00 hora local cuando el pequeño autobús en el que viajaban en las inmediaciones del sitio arqueológico de Pisac, a menos de 30 km de Cuzco, se precipitó por un barranco de unos 300 metros de profundidad.
Hasta el lugar de los hechos se desplazaron bomberos y policías de la ciudad peruana, situada unos 1.100 km al sureste de Lima, que evacuaron a los seis supervivientes. Fuente; EL Público.es

La Justicia sentencia que Blood and Honour defiende
La autocalificada “asociación cultural” Blood & Honour (Sangre y Honor) tenía, en realidad, como principal objetivo promover “tanto la superioridad de la raza aria […] como el rechazo fóbico y la violencia hacia el inmigrante”. Este es uno de los principales argumentos que esgrime la sentencia hecha pública ayer por la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Madrid para ordenar la disolución del grupo, desarticulado en 2005 por la Guardia Civil tras celebrar un concierto en el que se gritó, entre otros lemas: “Seis millones de judíos más a la cámara de gas”.
El fallo (en PDF) condena además a penas que van del año a los tres años y seis meses de prisión a 14 de sus 18 integrantes, que se sentaron en el banquillo acusados de asociación ilícita y tenencia de armas prohibidas. La sentencia determina que Blood & Honour, lejos de ser la asociación que buscaba alejar a los jóvenes de la droga, según los estatutos que inscribieron en el Ministerio del Interior en 2000 para legalizarse, era en realidad “la facción española de una asociación de igual nombre creada en Reino Unido en el año 1987” de marcado carácter nacionalsocialista y skinhead.
El tribunal sustenta dicha afirmación en el contenido de los artículos de cinco números de la revista bimensual que la propia asociación utilizaba como medio de propaganda y en los verdaderos estatutos que regían su funcionamiento, y que fueron hallados en las viviendas de dos de sus fundadores, Roberto Luengo Usano y Francisco José López Perea.
Así, como destaca el fallo, estos estatutos secretos abogaban por “establecer un entramado que sirva para absorber la militancia de toda la juventud nacionalsocialista española que no ha sido manipulada por la trampa sionista” como verdadero fin de la asociación. Para ello, proponía la creación de tres frentes antisistema, incluida “una formación física básica” para los que calificaba como “soldados políticos”.
Un símbolo de la SS
El fallo, después de reproducir otras frases del documento de clara orientación nazi, recalca como dos pruebas más que los ahora condenados adoptasen como símbolo de Blood & Honour la calavera que servía de “emblema de la 3ª SS Panzer División Totenkopf” y que concluyesen sus estatutos con una frase del propio Adolf Hitler.
El tribunal reproduce también algunos de los textos claramente xenófobos y antisemitas de la revista del grupo, en la que además, según recalca el tribunal, “era habitual [encontrar] artículos laudatorios sobre Adolf Hitler, Rudolf Hess u otros jerarcas del partido nacionalsocialista o personas vinculadas a la ideología”.
En este sentido, los magistrados destacan la existencia de expresiones nazis como los saludos “Sieg Heil” o “Heil Hitler”, así como referencias a las “14 palabras”, el lema que forma parte del ideario skinhead: “Debemos asegurar la existencia de nuestro pueblo y un futuro para los niños blancos”.
http://www.El Publico.es
Cientos de miles de personas celebran en Madrid la decimonovena marcha del colectivo LGTB. Aído reivindica que los ‘trans’ dejen de ser considerados “enfermos” en otros países Raiza, peruana treintañera transexual, llegó hace cuatro años a España en busca de una sociedad más tolerante, al amparo del nuevo marco legal: “Fui muy bien recibida. Vine a conocer mundo y al final me quedé aquí”. Se operó hace ocho años y está a punto de conseguir la nacionalidad. Ayer, maquillada con purpurina y vestida con un sujetador y una falda de flecos, desfiló su condición por el centro de Madrid, junto a un millón de personas, según la organización, para reivindicar sus derechos en la marcha anual del colectivo LGTB (Lesbianas, Gays Transexuales y Bisexuales).
Este año, la festividad del Orgullo (anteriormente conocida como Orgullo Gay) se ha centrado en reivindicar los derechos de los trans, cinco años después de la aprobación del matrimonio homosexual.
En cabecera de la manifestación estaba, un año más, la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, que aprovechó para postular a favor del colectivo: “No se puede tolerar que en pleno siglo XXI se siga considerando a las personas transexuales como enfermas”.
La marcha arrancó su andadura a las seis de la tarde, desde la Puerta de Alcalá, al ritmo de Shakira, Britney Spears y Madonna. “Lo de siempre, el petardeo que a todos nos gusta”, comentaba Diego, desnudo de cintura para arriba y con un sleep muy ajustado a sus caderas, que llamaba la atención de los asistentes. “Qué pena, con lo guapos que son”, decían Mari paz, Gloria y Teresa, tres solteras cuarentonas que se acercaron ayer por primera vez al evento: “Nos encantan, no se meten con nadie ¡Que disfruten, que para lástima ya está la crisis!”.
“A mí jamás me ha gustado el fútbol. Hoy no voy a hacer una excepción”
Frente a la puerta de Alcalá, dos chicos de 18 años observaban una de las carrozas llena de jóvenes con muchas horas de gimnasio en sus cuerpos. Uno de ellos lloraba. “Se ha puesto celoso porque ha subido mi ex y le he saludado”, aseguraba su novio. A unos metros, Saul, de 27 años, les miraba sonriente: “Yo era igual en mi adolescencia, ahora vivo las cosas de otra manera”.
Mediado el recorrido, en la plaza de Cibeles, se apostaba Javier, de 36 años, que miraba sorprendido desde su silla de ruedas el paso de varias motos de gran cilindrada, conducidas por hombres fornidos que lucían sus pechos peludos. Javier sufre una discapacidad física desde que nació, pero esto no le impidió acudir por cuarto año consecutivo desde Albacete con su pañuelo multicolor al cuello. “Es difícil, pero merece mucho la pena”, señalaba.
La marea de banderas multicolor, republicanas y españolas a propósito del partido de la selección recorrió el centro de la ciudad. Muchos entraban en los bares intermitentemente para ver el encuentro. Otros, ni se molestaban. “A mí jamás me ha gustado el fútbol. Hoy no voy a hacer una excepción”, sentenciaba Alberto, rodeado por su grupo de amigos.Calor, cervezas y calimochos
En el último tramo, el sol aún se colaba inquisidor entre las plumas, las plataformas y la carne. Mientras, decenas de vendedores ambulantes hacían su agosto vendiendo cervezas, calimochos y tintos de verano. Jaime y David aprovechaban para refrescarse. Son mexicanos, los primeros que se casaron en su país (el pasado 11 de marzo), aprovechando la nueva ley nacional. “Pero allí queda mucho por recorrer todavía”, lamentaban. Su presencia no era algo excepcional: miles de europeos y latinos han acudido este fin de semana a Madrid expresamente para la celebración.
A las dos horas del inicio de la fiesta, varias carrozas todavía no habían arrancado la marcha. Entre las 34 que participaron no estaba la delegación israelí, que solicitó su presencia pero le fue denegada por no condenar el ataque a la flotilla con ayuda humanitaria a Gaza. Con la llegada de la noche, la marcha llegó a la Plaza España, donde el concierto de Kylie Minogue puso el broche final a la celebración.

ENTRE GIGANTES

julio 5, 2010

Sólo seis jugadores, todos ellos ya retirados menos Federer, suman más torneos de Grand Slam que Nadal
• El actual número uno ha conquistado su octavo ‘major’ en seis temporadas (2005-2010) con apenas 24 años
Federer ha repartido en ocho ejercicios sus 16 grandes trofeos (2003-2010), cifra que alcanzó con 28 años.
Con su triunfo ante Tomas Berdych, Rafael Nadal firma por segunda vez en su carrera el combo Roland Garros-Wimbledon, un doblete heroico que representa no sólo la resistencia física y mental de un tenista sino también la rápida capacidad de adaptación de su juego a las circunstancias impuestas. Sólo Bjorn Borg (1978, 79, 80), Rod Laver (1969) y Roger Federer lo han logrado en la ‘era Profesional’ (desde 1968).
Nadal es ya uno de los seis tenistas capaces de alcanzar cuatro finales consecutivas en Wimbledon (2006, 2007, 2008 y 2010. No participó en 2009 por lesión) junto con Boris Becker, Borg, Federer, John McEnroe y Pete Sampras. En Londres ha perdido sus dos únicas grandes finales, ambas ante Federer, de las 10 disputadas hasta el momento. El suizo ha perdido seis (cinco ante Nadal y una ante Del Potro) de las 22 disputadas, Sampras cuatro de las 18 y Borg cinco de las 16. Los dos ‘grandes’ sumados este curso le sitúan séptimo en el ‘ranking’ histórico en este apartado.
Con ocho ‘grandes’ ya en su palmarés cuando apenas acaba de cumplir 24 años, la pregunta se hace inevitable. ¿Le dará tiempo a superar la cifra de 16 establecida por su gran rival? El primer interrogante reside en sus rodillas, en la capacidad de su equipo para gestionar su grave problema. El segundo se llama US Open, el único evento de Grand Slam en el que aún no ha alcanzado la final. El único Masters 1.000 en el que aún no ha peleado un partido por el título es Cincinnati, torneo previo a la cita neoyorquina. Es en ese último tramo del curso donde encuentra Nadal una mayor oposición, un soplo de aire para sus grandes rivales en las superficies más rápidas del calendario.
Si las rodillas aguantan, si finalmente encuentra la fórmula para ganar en Nueva York, a nadie debería parecerle descabellado el reto. Federer sumó este año en Australia, con 28 años, su decimosexta corona. La primera la obtuvo en Wimbledon 2003, poco antes de cumplir los 22. Agassi sumó la octava con 32, Jimmy Connors con 31, Ivan Lendl con 29 y Ken Rosewall con 37. Laver conquistó la undécima a los 31 tras cinco temporadas vetado en los ‘Grand Slam’ por su condición de profesional. Sólo Borg supera el ritmo precoz de Nadal. El sueco no había cumplido los 26 cuando celebró su sexto triunfo en París, su undécimo Grand Slam. Después perdió contra McEnroe las finales de Wimbledon y el US Open. Y se retiró.
A Nadal le salen las cuentas. http://www.El Mundo.es
Huir del calor del asfalto urbano y caminar por la sierra. Esta es la opción que caracteriza a las tres propuestas de este fin de semana, que pasan por tres enclaves de relieve: La Pedriza, sierra de La Morcuera y valle de La Fuenfría.
Dormir en La Pedriza. Caminar y contemplar, al atardecer y de noche, las formaciones caprichosas del macizo de La Pedriza es uno de los ganchos más atractivos de esta propuesta de la asociación Azimut. La ruta incluye vivac (dormir al aire libre) en pleno macizo. Eso sí, exige un nivel medio-alto de preparación.
– Hacia el valle de Lozoya. Dos rutas, una menos exigente y otra más, ha diseñado el club Geographica para recorrer la sierra de La Morcuera y el valle alto del río Lozoya. Cumbres, bosques, arroyos y cascadas jalonan un recorrido que también tiene en cuenta el patrimonio cultural y popular de lugares como Miraflores de la Sierra y el monasterio de El Paular.
– Fauna y flora de La Fuenfría. Entre el sábado y el domingo, quien acuda al valle de La Fuenfría y se acerque a su centro de educación ambiental tendrá la oportunidad de conocer a fondo la variedad de árboles, arbustos, aves, reptiles y otros seres vivos que lo habitan gracias a dos paseos temáticos.
Sábado 3 al domingo 4. Salida a las 17.00. 45 euros (25 euros socios). Incluye guía de montaña, utensilios para cocinar, sopa para la cena, desayuno y seguros. Más información: http://www.asociacionazimut.com / 629 34 26 09. Sábado 3. Salida a las 9.00 desde paseo de la Castellana (impares), esquina con Raimundo Fernández Villaverde). Precio: 19 euros. Información e inscripciones: http://www.geographica.es / 91 535 84 25 Sábado 3, de 12.00 a 14.00, y domingo 4, a la misma hora. Actividades gratuitas. A partir de seis años. Imprescindible reservar. Más información: 91 852 22 13.
FUENTE:WWW.EL PAIS.ES.
La esperanza de vida en países desarrollados se sitúa en la actualidad entre los 80 y 85 años. Los factores ambientales (dieta, ejercicio, ser fumador o no, etc) así como los factores genéticos contribuyen a que este envejeciemiento sea más o menos saludable. Los resultados realizados hasta ahora en gemelos sugieren que sólo entre el 20-30 por ciento de la variación en la supervivencia hasta más o menos los 85 años está determinada por la genética. Sin embargo, otras investigaciones y la observación en algunas familias de una longevidad excepcional, sitúan a los factores genéticos como contribuyentes importantes en el envejecimiento y especialmente en vivir entre 10 y 30 años más sobrepasados los 85.
Basándose en esa hipótesis de que individuos excepcionalmente longevos pueden ser portadores de múltiples variantes genéticas que influyen en la vida del ser humano, un grupo de investigadores de la Universidad de Boston y del Boston Medical Center, dirigidos por la doctora Paola Sebastiani, decidieron llevar a cabo un estudio del genoma de personas centenarias.
CÓMO ENVEJECEMOS
Para ello, los investigadores «escanearon» los genomas de más de 1.000 personas centenarias y de otros tantos individuos que servían de control. Con esta comparación pudieron identificar un número de marcadores genéticos que son muy diferentes entre los centenarios y los individuos seleccionados al azar, según detallan hoy en la revista «Science». Estas variantes genéticas son particularmente comunes en personas que viven cien años o más.
Estos resultados aumentan la posibilidad de que algún día sea posible que las personas sepan por adelantado si tienen el potencial para vivir hasta una edad avanzada, si bien el estilo de vida y los factores ambientales son también importantes, señalan los investigadores. Los resultados también sientan bases importantes para estudiar la manera en que múltiples genes influyen en el modo en que envejecemos.
Dado que son muchos los genes involucrados en vivir hasta una edad extremadamente avanzada, los autores del estudio desarrollaron después un modelo que computa la probabilidad de que una persona alcance una longevidad excepcional, basándose en 150 marcadores genéticos. Utilizando este modelo, los investigadores fueron capaces de predecir con un 77 por ciento de precisión si alguien podría vivir más allá de los cien años.
MEDICINA PREDICTIVA
Además, los investigadores desglosaron las predicciones genéticas en 19 grupos característicos (o marcadores) que se correlacionan con diferentes longitudes de vida más allá de los 100 años de edad, y con patrones diferentes de enfermedades como demencia, hipertensión y enfermedad
WWW.EL ABC.ES.